Partido Popular: mentiras y salarios

Según el Ministro Montoro, los salarios no están bajando, sino “moderando su crecimiento”. Como todos sabemos, está afirmación es del todo mentira y lanzada con intención de engañar, pero aún así, sobran datos para refutar al Ministro de las falacias. Los cálculos hablan de una caída del 12% entre 2011 y 2012; y de un 0,3% en lo que llevamos de 2013. No sólo no hay quien lo crea, sino que es mentiroso que se cree sus propias mentiras, lo cual no extraña nada viniendo del partido que viene.
 
La estrategia que sostiene esta política de empobrecimiento de los trabajadores parte de una creencia, que es casi una cuestión de fe, en que la bajada generalizada de los sueldos conseguirá hacer más competitivo al país. Esta afirmación, además de ocultar las verdaderas intenciones detrás del empobrecimiento de los trabajadores, es falsa y más dañina que beneficiosa para la economía y las personas. Resumiendo, dicen que la devaluación interna ayudaría a competir con precios baratos en el exterior y, por tanto, a exportar más y eso nos haría más ricos. Pero España no es un país exportador: la mayoría de las empresas no exportan y, por tanto, la mayoría de los trabajadores no pertenece a sectores exportadores. De tal forma, empobrecer los sueldos de todos sólo conseguiría mejorar la competitividad de una pequeña parte de la economía (que por sí sola no va a sacarnos de esta crisis) y desplomar el consumo del conjunto del país.
 

Este mantra sobre la devaluación interna y la moderación de salarios para el relanzamiento de la economía es un tema recurrente en los momentos de crisis y uno de sus mayores impulsores es el FMI, famoso por mejorar las condiciones de trabajo de las personas por todo el mundo. El mismísimo Mariano Rajoy, demostrando que se había aprendido la lección, no perdió oportunidad para mencionarlo en su última visita a Japón. Alabó sus propios recortes y presumió de habernos hecho a todos más pobres
 
La aparente contradicción entre las declaraciones del Presidente Plasma y su Ministro Mientomásquehablo unos días después, ilustra muy bien a quién se debe el Partido Popular y su gobierno. Por un lado, tenemos a Mariano, tratando de que alguien en el mundo lo haga caso después de haberse quedado sin Olimpiadas y buscando fuera el reconocimiento que no se merece dentro. Y, por otro, Montoro, que debe de pensar que los trabajadores somos idiotas y nos vemos las noticias ni miramos las nóminas; y que dice todo lo contrario para ver si cuela de puertas para adentro.
 
Pero no cuela, Montoro. Y no cuela, Rajoy. Nos habéis echado a millones de nuestros empleos, facilitando el despido a precio de saldo. Nos habéis rebajado los sueldos mientras cobrabais sobres con dinero negro. Habéis acusado falsamente a medio millón de parados de cobrar subsidios indebidamente para poner al resto de la sociedad en su contra. Y nos dejáis en la miseria mientras los beneficios empresariales se mantienen o suben (esos sí) y aumenta el número de millonarios en España. 
 
Sabemos que la bajada de salarios es el siguiente paso para empobrecernos después de estabilizada la destrucción de puestos de trabajo. Porque el rico sólo es rico haciendo pobres a los demás. No es una crisis, es una estafa de las élites (gobiernos y empresarios del PPSOE) para seguir acumulando poder y riqueza. 
 

Quien siembre miseria, recoge rabia. Y los precarios estamos organizando la nuestra.

Eduardo (@Eduardo_EOG), miembro de la Oficina Precaria