¿Quiénes están detrás de la Oficina Precaria?

Tras otro curso trabajando el día a día de la Oficina Precaria, queremos contarte cómo lo vivimos desde dentro:

ÁNGEL, 3 meses en la Oficina Precaria.

“Llegué a la Oficina Precaria impulsado por las ganas de hacer algo distinto, canalizando de manera positiva mi rabia por los abusos sufridos en mi último trabajo.
Con el tiempo me he integrado en el grupo sin problemas: aprendo mucho con cada asamblea,
con las propuestas que surgen en las mismas, y con las campañas que en las que trabajamos.
Y, cómo no, disfruto con mis compañeros la satisfacción de las victorias de los casos ganados y de su compañía en las cañas post-asamblea.”


 

ESTHER, 2 años en la Oficina Precaria.

“Empecé en la Oficina Precaria cuando esta tomó vida, más como una oyente preocupada por el tema laboral y aportando con mi trabajo e ideas allá donde podía. Desde entonces, no sólo he podido aportar con trabajo “de lo mío” en la Oficina Precaria, si no que he visto y notado en primera persona como ese trabajo ayudaba a las personas en momentos críticos en los que tenían problemas laborales.

Además he conocido a personas de las que he aprendido mucho (y no sólo en materia jurídica laboral) y que entienden, al igual que yo, que los abusos por parte de empresas a trabajadores no son responsabilidad del trabajador, si no de todas, y que la lucha por un empleo digno debería ser igualmente de todas.”


 

DANI, 2 meses en la Oficina Precaria.

“Llevo lo suficiente para constatar que todo lo bueno que me hizo llegar hasta aquí es real. La Ofi ha entendido perfectamente el contexto actual y ha sabido adaptarse a lo que otras estructuras más aquilatadas no han podido.

Desde ayudar a los precarios con la asesoría jurídica, hasta visibilizar una realidad casi siempre olvidada (no hay más que ver cómo se venden los datos EPA sin tener en cuenta la precarización del empleo).

El trabajo de nuestro colectivo es fundamental para atajar de raíz esta modificación estructural que busca eliminar cualquier atisbo de calidad del empleo.”


 

MARÍA, 1 año en la Oficina Precaria.

“En el tiempo que llevo son muchas las enseñanzas que la Ofi me ha regalado.
Cómo repensar el empleo, acabar con la victimización de los parados y constatar que el chantaje paro-precariedad es fruto de un plan que secuestra nuestro tiempo y nos hace esclavas de horarios cambiantes, de sueldos insuficientes, de tiempos libres privatizados o del paro interminable.
He aprendido. Mucho.

He observado cómo los problemas cuando son colectivos deben solucionarse en común, me he empoderado para denunciar los conflictos y reclamar mis derechos y los de todas, he comprobado la eficacia de la discusión colectiva y las mil maneras en las que se pueden comunicar los mensajes, organizar los discursos y plantear herramientas de cambio.”


 

EDU, 2 años en la Oficina Precaria.

“Con 23 años estaba inmerso en una beca fraudulenta de una empresa del Ibex35
y un contrato laboral no lo había visto ni en película.
Con la Ofi descubrí que no estaba solo, que se puede ser joven y dar la batalla en el trabajo.
Y, sobre todo, descubrí que hay una alternativa a que todos compitamos como pollos sin cabeza por las migajas de un salario mínimo o un contrato en negro: la cooperación.

Hablar hace 2 años de una Oficina Precaria era referirse a un experimento más, incubado al calor del 15M. Hoy, camina sola, quienes cargamos con ella a hombros lo hacemos con gran ilusión,
cada vez más convencidos de que herramientas así son necesarias y que dimos en el clavo cuando apostamos por ella. Y los que nos quedan.”


 

MAR, 2 meses en la Oficina Precaria.

“La Oficina Precaria es necesaria.1
Ante un sistema donde la información es un privilegio que se paga, donde precarias y paradas no tenemos acceso a las herramientas que garanticen nuestros derechos, y donde acabamos culpabilizándonos de nuestra propia explotación. Engañadas, manipuladas, extorsionadas, y desunidas bajo el yugo del miedo, del que se alimenta nuestra sumisión.
La Oficina Precaria es una salida, buscamos caminos a este bucle de poder que nos mantiene resignadas, y sin esperanza ante la injusticia laboral. Necesitamos información, herramientas legales, apoyo mutuo, unión, y energía para luchar contra las injusticias laborales que nos roban nuestra vida. Estas son para mí, las razones que hacen necesaria la oficina precaria. He vuelto a creer en la posibilidad de luchar para recuperar el respeto y la dignidad,exterminadas en la maquinaria del paro y la precariedad.”


 


PABLO,
1 año y medio en la Oficina Precaria.

“Nunca antes había militado en un colectivo. El hecho de participar de un espacio como la Oficina Precaria me ha permitido vivir un montón de experiencias nuevas y buenos recuerdos.
Los momentos que más me han emocionado son dos acciones en particular: una contra las rebajas de derechos laborales en el Centro Comercial Príncipe Pío, y por otra parte un escrache precario en el Mercado de Chamberí a un empresario que había despedido a un trabajador tras exigirle que hiciera más horas extra en negro.
Debemos organizarnos y luchar contra estas ideas y métodos individualistas que benefician a las minorías poderosas (que si están organizadas y trabajan juntas para acaparar cada vez más recursos y poder) para demostrarles que no les queremos ni necesitamos en nuestras vidas.”


 

ALICIA, 5 meses en la Oficina Precaria.6

“La Oficina Precaria no ha sido un grupo más en el que encontrarme militando, ha sido un proyecto que me ha ilusionado como nunca antes otro colectivo lo había hecho.
Siento que compartimos unas ideas que nos son comunes a todas, la lucha contra la precariedad a través de la conquista de nuestros derechos. Pensamos muchas veces que estamos solas ante una batalla y la precariedad nos atraviesa a todas y lo que es peor atraviesa todas las esferas de nuestras vidas.
Me encanta trabajar con mis compañeras en la Oficina Precaria y la fuerza que tenemos y que ponemos en lo que hacemos y me encanta que una gran parte de las personas que forman parte de la Oficina Precaria además de compañeras en la lucha se hayan convertido en muy buenas amigas.”


 

PABLO, 2 años en la Oficina Precaria.

“Cada día, viendo las consecuencias de las Reformas Laborales y el plan del Gobierno,
considero que la Oficina Precaria es una herramienta más necesaria. Me alegro de que cada día seamos más gente y de que nuestro equipo legal cuente con abogados tan profesionales.
Creo firmemente que los precarios y las precarias podemos defender nuestros derechos a través de la organización y la acción colectiva”

 

 

Muchas gracias a todas las personas que ayudan a construir la Oficina Precaria y a luchar contra el paro y la precariedad cada día ¡Nos vemos en Septiembre!