Kinema: “Las cooperativas han demostrado su capacidad de resistencia”

Seguimos haciendo un recorrido por proyectos cooperativistas como alternativa a un mercado laboral cada vez más precarizado. Esta parada nos lleva hasta Kinema que, entre otras actividades, se dedica a facilitar la creación de nuevas cooperativas.

Nombre de la cooperativaKinema, S. Coop. Mad.

Sector y a qué se dedica: Servicios profesionales  //  Asesoría juridica  //  Psicología  //  Gestoría de empresas  //  Formación y fomento del Cooperativismo y la Economía Social

Desde cuándo funciona: 2006

Nª de cooperativistas: 5 socios (2 hombres y 3 mujeres)

 

kinemaP: ¿Por qué optasteis por una cooperativa y no cualquier otra fórmula? ¿Cuáles han sido los momentos más fáciles y más difíciles? 

R: La opción vino dada por la necesidad de dotarnos de un puesto de trabajo que nos permitiera un desarrollo profesional y personal. Esto queríamos hacerlo desde nuestro propio esfuerzo, poniendo en valor nuestras capacidades. Como grupo ya habíamos compartido experiencias de trabajo en equipo y procesos participativos, por lo que los valores de autonomía, control democrático o formación los sentíamos como propios. En este sentido, la cooperativa era una fórmula natural, en continuidad con nuestras experiencias anteriores.

La vida cooperativa es bastante dinámica y en ella participas de momentos de todo tipo. La crisis nos golpeó como a cualquier persona que vive de su trabajo y en esos momentos es necesario no quedarse quieto, reinventarse e ir probando soluciones. Y al final eso debe ser una constante, por que no por que las cosas parezca que vayan bien hay que quedarse quieto, al contrario. Pero quizá eso es lo que más complicado.

 

P: ¿Os sentís apoyados u olvidados por las administraciones públicas?

R: Pese a que la Constitución expresamente declara que las los poderes públicos fomentarán las sociedades cooperativas (art. 129.2), lo cierto es que las AAPP se orientan por lo general a favorecer y fomentar otras figuras como el trabajo por cuenta propia. A su vez, los programas de ayudas de han visto reducidos en los últimos años. Esto responde a criterios políticos que reflejan un compromiso muy débil de las AAPP con el cooperativismo.

P: ¿Y los puntos débiles del modelo cooperativista? 

R: Más que los puntos débiles, quizá se podría hablar de las exigencias de los puntos fuertes. Siempre se ha hablado de las dificultades de acceso a financiación o del carácter profesional de la gestión como debilidades tradicionales del modelo. Sin embargo son problemas que, por un lado, están lejos de ser inherentes del cooperativismo; y por otro lado, el modelo cooperativo está dotado de herramientas propias para superarlos: a través de la formación, del apoyo de la comunidad, de la intercooperación, etc. Eso significa incidir en los aspectos diferenciales del modelo, que no son un capricho sino que son precisamente su fortaleza, lo que las hace eficaces.

P: La crisis… ¿qué papel ha jugado en las cooperativas?

R: Creemos que en la crisis las cooperativas han demostrado por un lado su capacidad de superar dificultades, es decir, una gran capacidad de resistencia. Esto es así debido a que las medidas que unacooperativa asume por la crisis son producto del debate y del acuerdo entre los socios. Cuando uno ha participado en la toma de decisiones con conocimiento de la situación y desde el compromiso con lacooperativa, asume la decisión como propia.

Por otro lado, en la situación actual, al evidenciarse los límites de las empresas de tipo mercantil, donde el capital tienen primacía sobre las personas, se ha incrementado el interés por otras formas de empresa y ahí las cooperativas estamos aportando el ejemplo de que es posible otro tipo de empresas, de que el trabajo cooperativo es una alternativa viable.

P: Las cooperativas… ¿son posibles y viables en todos los sectores?

R: Sí, sin duda. La idea de que las cooperativas sólo funcionan en escalas muy pequeñas y en sectores muy determinados es un prejuicio que es necesario superar. El cooperativismo como modelo de empresa, como fórmula para desarrollar una actividad económica puede aplicarse, y de hecho se aplica, a todos los sectores. Existen cooperativas produciendo bienes y servicios de todo tipo.

P: Grandes cooperativas como Fagor o Eroski… ¿sentís que representan al movimiento cooperativista?

R: Representan una realidad muy particular dentro del cooperativismo. Por las dimensiones que han alcanzado y el grado de expansión y diversificación experimentado por la corporación a la que pertenecen.  Sin embargo, pese a su singularidad no significan, como planteábamos en la respuesta anterior, que las cooperativas sólo puedan ser de reducidas dimensiones y dedicadas al sector agrícola o a algunos servicios.