Sin Patio Maravillas, no hay Oficina Precaria

def22 copiaEl pasado 4 de agosto, la Policía Nacional desalojaba el Patio Maravillas por segunda vez en pocos meses. Un síntoma más del miedo que tienen a los espacios de ciudadanía crítica y solidaria aquellos que protegen un modelo de ciudad caduco y especulativo.

Desde su nacimiento, en mayo de 2012, la Oficina Precaria ha estado íntimamente vinculada con el Patio Maravillas. El Patio no sólo ha sido nuestro espacio para asambleas, asesorías y fuente de parte de nuestra financiación; también ha servido como lugar participativo en el que seguir creciendo como colectivo de defensa de los derechos de las trabajadoras. 

El Patio Maravillas y la Oficina Precaria no se pueden desvincular. Ante esta situación, desde la asamblea de la Oficina Precaria hemos decidido interrumpir las asesorías laborales que venimos ofreciendo semanalmente desde hace tres años. A parte de no disponer de un espacio para llevarlas a cabo, entendemos esta interrupción como una forma de apostar por el Patio Maravillas como espacio de encuentro que pone el ocio, la cultura, la participación política, la economía social y, por supuesto, la lucha contra la precariedad, al alcance de todos.

Pero al igual que el Patio no para, tampoco lo hace la Oficina Precaria. En estos momentos continuamos trabajando en los casos abiertos y centramos nuestros esfuerzos en dar continuidad al proyecto del Patio Maravillas.

 Porque solas no podemos, pero con amigas sí.