#CientíficasPrecarias: Cuéntanos tu caso

LO SENTIMOS, EL FORMULARIO YA ESTÁ CERRADO. PUEDES ACCEDER AL INFORME AQUÍ

Pese a que ciencia es un sustantivo femenino, en la realidad parece ser cosa de hombres. Según el ‘Libro Blanco. Situación de las Mujeres en la Ciencia Española’, pese a que el 60% de las personas tituladas en la universidad son mujeres, sólo ocupan el 37% de las carreras investigadoras. La cosa empeora si echamos un vistazo a las posiciones de liderazgo: sólo el 8% de los puestos de catedrático están en manos de mujeres y sólo 1 de cada cinco galardones de ciencia recaen en mujeres.

La presencia de la mujer en la ciencia es precaria no es sólo en números sino también en forma. Al hecho de tener que asumir todo el trabajo de cuidados por el hecho de ser mujer, muchas científicas ven cómo su empresa u organización se atreve a sugerir que posponen la maternidad apoyando, e incluso pagando, la congelación de sus óvulos. Parece que la mujer tiene poca cabida en la ciencia pero se recurre a los avances científicos para desnaturalizarla y priorizar su carrera científica frente a la personal.

Atendiendo a esa situación, desde la la Oficina Precaria queremos conocer más sobre la complicada situación de las científicas: cómo la precariedad les afecta por partida doble: por ser mujer y por ser científica. Para ello, vemos necesario lanzar un formulario, que nos servirá para elaborar un informe que publicaremos el 8 de Marzo, coincidiendo con el día de la mujer trabajadora.

CientificasPrecarias_vergu

Con este informe queremos demostrar que si bien no nos encontramos en los tiempos de Concepción Arenal, quien se tuvo que disfrazar de hombre para poder poder estudiar, aún nos queda mucho por alcanzar el objetivo establecido por Europa para el 2030 de alcanzar el objetivo de que la mitad de los científicos y responsables de la política de la ciencia sean mujeres. Para que la ciencia sea cosa de todas y todos.