El PP propone un Plan de Choque por el Empleo Juvenil

Recientemente, ha sido publicado un “Plan de Choque por el Empleo Juvenil” propuesto por el PP para ser presentado este viernes. http://www.eldiario.es/economia/Gobierno-flexibilizar-contrato-formacion-aprendizaje_0_668433179.html

Ese nombre tan rimbombante le viene que ni pintado, ya que de choque, es ciertamente; pues si se aprueba va a chocar de frente contra los derechos de las jóvenes que tengan o vayan a tener un contrato de formación y los va a hacer añicos. También es un plan por el empleo juvenil, concretamente es un plan para que los empresaurios ganen más dinero con él a costa de la Seguridad Social y de que las jóvenes trabajen casi como un empleado más por mucho menos salario y derechos de los que le corresponden.

A continuación resaltaremos las medidas más importantes propuestas en dicho plan. Desarrollaremos los motivos por los que nos parecen una forma de ahondar en la precarización del empleo exponiendo cómo son ahora estos modelos de contrato y cómo podrían llegar ser si se aprobara este “Plan de Choque”.

Contratos de Formación:

Están destinados a jóvenes sin ningún tipo de formación hasta los 25 o 30 años si el paro está por encima del 15%. En este contrato se paga el 75% (primer año y 85% 2º y 3º año) del sueldo establecido en convenio por el puesto que desempeñe. Lo habitual es que este sea el de menor categoría posible o basado en el SMI. Es decir en una jornada de de 40h/s en la que 30 son trabajando el sueldo es de 529€.

Bastante precario e injusto eso de trabajar 30h por 529€. Pues bien, ahora quieren subvencionarlo con una “ayuda de acompañamiento” de 430€ y la bonificación a empresas en la seguridad social en la contratación. Es verdad que si esos 529€ terminaran siendo compatibles con los 430 de la ayuda, las jóvenes con este contrato podrían llegar a tener un sueldo mínimamente decente (aunque no hay garantías de que esto vaya a suceder si se aprueba este plan). Sin embargo, al ser la Seguridad Social la que pagaría ésta “compensación”, en realidad pagaríamos entre todas el sueldo que debería pagar el empleador por beneficiarse de tu trabajo.

Tampoco se está teniendo en cuenta el lucro cesante de la SS. Entre la “ayuda” y la “bonificación”, este tipo de contratos le cuestan más dinero al Estado que a la empresa privada. Mientras los empresarios aumentan su lucro, la SS pierde cada vez más, con el desgaste que ello conlleva para los servicios públicos, es decir para garantizar los derechos de toda la población (toda la que no pueda pagarse algo privado, claro).

A esto habría de añadirse la posibilidad de que con tanto drenaje de la SS se llegue al Techo de Déficit, en cuyo caso, lo más probable es que la Administración deje de pagar lo que debe y las trabajadoras se queden con las condiciones infames del contrato en formación pero sin la mitad del dinero que les corresponde. Siendo necesario también mencionar el fracaso de las anteriores políticas de bonificación a las empresas para la contratación.

Otro cambio en las condiciones de este contrato será la flexibilización de horarios, la ampliación de este modelo contractual a turnos rotativos y que esas 10 horas semanales formativas sean “más flexibles”. Es decir, que se estaría a completa disposición de la empresa sin ni siquiera ser un trabajador de pleno derecho. Al no tener los derechos laborales de un contrato indefinido, no habrá un calendario o un horario concreto que especifique cuándo hay que ir a trabajar, cuando no, cuándo toca formación, cuando se come… Esto ya está pasando con otras variedades de prácticas, este “Plan de Choque” lo ampliará legalmente a los Contratos de Formación. Como decían en aquella película: “Tu vida estará sometida a las exigencias del servicio”. Lo estará por el módico precio de 400€ extra que ni siquiera va a pagar la empresa, de hecho, lo pagareis tú y todos tus compañeros.

Contratos de Prácticas:

Están destinados a jóvenes que hayan terminado su formación. Su objetivo es la adquisición de experiencia y se cobra el 60% correspondiente al puesto desempeñado el primer año y 75% el 2º, siendo como mínimo el SMI (que como ocurre con el contrato para la formación, lo usual suele ser utilizar la menor categoría laboral posible o directamente el SMI para tener a un trabajador de alta cualificación por 700€/mes en el que están bonificadas las cuotas de la seguridad social a la empresa).

A esto se une que si un contratado en prácticas “releva” a un trabajador que se quiera jubilar este podrá hacerlo hasta 4 años antes pero trabajando la mitad y formando ellos mismos al joven recién incorporado (así esa mitad se convertirá en ¾). Es decir, exprimir a las trabajadoras mayores en vez de dejarles jubilarse con normalidad para crear empleo juvenil de calidad, un mucho de morro vamos.

Aparte, si este relevo se da, el 100% de la cotización del nuevo empleado lo pagará hasta 2 años la SS (sí, nosotros otra vez en vez de quien saca los beneficios). Otro drenaje innecesario para los fondos públicos como con el contrato anterior, con el mismo problema del Techo de Déficit que el caso anterior. En este caso es bastante sangrante, cuando con lo que se ahorrarían los empresarios en antigüedad podrían pagar la cotización de sobra. Avaricia ilimitada.

Ahora vamos con el caramelo, es de pasas con pus como máximo, pero caramelo al fin y al cabo:

Para que los sindicatos compren estas medidas, pretenden prolongar la ayuda de 426€ a parados de larga duración del Plan Prepara hasta febrero del 2018 (¡Oooooohhhhhh hasta principios del año que viene! ¡Qué generosidad! ¡Qué solidaridad! ¡Qué altruismo!).

También un “Estatuto de Prácticas no Laborales” que no se sabe exactamente qué es. Seguramente no sea nada (cuando ya hay una Proposición de Ley registrada con el apoyo de varios grupos parlamentarios y sindicatos mayoritarios para eliminar estas prácticas y hacer un estatuto de las demás http://oficinaprecaria.org/2017/07/18/presentamos-una-propuesta-de-ley-en-el-congreso-para-acabar-con-los-becarios-en-fraude/ ), a no ser claro, que pretendan seguir explotando a trabajadoras con la excusa de la “formación” llamándolos “estudiantes” para siempre en vez de aprobar una ley de sentido común que dé derechos a los estudiantes en prácticas y que ya está sobre la mesa.

En definitiva, este “Plan de Choque” concuerda perfectamente con la manera que tiene el PP de precarizar a las trabajadoras de manera sistemática y cómo nos quiere colar una mejora cuando es un nuevo capítulo en la que ahora va a por las jóvenes sin formación, las recién tituladas en paro, las trabajadoras que van a jubilarse y los fondos de la Seguridad Social.