TESTIMONIO: “3 trabajadores, 6 becarios y una tutora que no conocía nuestros nombres”

Era estudiante de derecho y realicé mis prácticas en un despacho de abogados en Madrid. En el despacho trabajaban tres personas y nosotros, 6 becarios. Tengo entendido que siempre había el número máximo de becarios posible en el despacho. 

Durante todo el cuatrimestre, realizamos literalmente ninguna función que pudiera dotarnos de experiencia para el ejercicio de la Abogacía o al menos ayudarnos a familiarizarnos con el sector. Simplemente pasábamos el día en una mesa sentados sin hacer nada, charlando con el resto de trabajadores (que sí trataban de ayudarnos en lo posible, pues conocían la forma habitual de la tutora de tratar a los becarios) y realizando tareas administrativas menores, como ordenar el despacho y archivar documentos.

Nuestra tutora no sabía ni nuestros nombres, ni le preocupaba nuestra situación. Tan solo se dirigió a nosotros un par de veces durante todo el período, siempre para realizar las tareas menores que ella no quería realizar.

Nuestra tutora nos fue diciendo lo que teníamos que escribir en la memoria de las prácticas para cada día

Cuando tuvimos que rellenar la memoria de prácticas para la Universidad – contando lo que hacíamos cada día – nuestra tutora nos fue diciendo lo que teníamos que escribir para cada día: “En el primer día poned que trabajamos sobre un procedimiento de reclamación de cantidad…”. Se inventó literalmente todo lo que nosotros hicimos allí.

¿Por qué no dijimos nada ni mis compañeros/as ni yo? Pues lógicamente porque la calificación de la asignatura estaba en juego, nos habían prometido un sobresaliente desde el primer momento si no dábamos problemas. Uno de los chicos se quejó al respecto y la supuesta tutora, aparte de tratarlo de una forma pésima, le acabó poniendo un 5 como calificación de la asignatura e incluso tuvo intención de suspenderlo.

Nos habían prometido un sobresaliente desde el primer momento si no dábamos problemas

En definitiva, una estafa como prácticas y una decepción por parte de la universidad, que debería tener más ojo con las empresas con las que realiza convenios. Cierto es que el resto de trabajadores del despacho nos trataron siempre muy bien.

______________________________________________________________________________________

Este es uno de los testimonios anónimos sobre prácticas en fraude de ley que recopilamos desde Oficina Precaria para llamar la atención sobre los abusos y precariedad que sufren los y las estudiantes en prácticas. Si tu también has vivido un experiencia similar o conoces a alguien que lo haya hecho, cuéntanos tu experiencia mandado un email a oficinaprecaria@gmail.com y la difundiremos de forma anónima en nuestra web.