TESTIMONIO: “Desarrollamos funciones absolutamente laborales”

Estuve de becaria en una empresa de arquitectura e ingeniería cuya plantilla estaba formada por cuatro trabajadoras y cuatro estudiantes en prácticas. Sólo había una tutora en toda la empresa y durante el tiempo que estuvo de baja baja maternal, ni siquiera fue sustituida por otra persona.

Nuestra tarea consistía en redactar toda la documentación a presentar para concursos de ideas, así como toda la parte administrativa, incluida la firma (aún siendo estudiantes en prácticas). Incluso me pidieron firmar dicha documentación en nombre de la directora durante su baja maternal. Desarrollamos funciones absolutamente laborales, como gestionar de forma directa y en solitario proyectos que formaban parte de la actividad productiva de la empresa.

Realizábamos horas extra no voluntarias sistemáticamente (por encima de las establecidas en el convenio, que un becario no puede hacer y es un indicio inequívoco de laboralidad). Horas extra que se pretendían compensar con vacaciones (cosa habitual en el contexto de una relación laboral pero que resulta marciano si estamos hablando de una beca que “para nada” encubre un puesto de trabajo). Aún así, no se compensaron todas las horas. Se nos llegó a amenazar con las sanciones a las que estábamos expuestas por no quedarnos a realizar estas horas extra (querían formarnos a tope por lo que se ve).

Nuestra carga de trabajo fue desproporcionada, si no hacías las horas extra, la plantilla te despreciaba y asignaba los peores trabajos. Por supuesto, el dueño te amenazaba con no contratarte después de la beca (tenía pinta de ser toda su intención).

_____________________________________________________________________________________

Este es uno de los testimonios anónimos sobre prácticas en fraude de ley que recopilamos desde Oficina Precaria para llamar la atención sobre los abusos y precariedad que sufren los y las estudiantes en prácticas. Si tu también has vivido un experiencia similar o conoces a alguien que lo haya hecho, cuéntanos tu experiencia mandado un email a oficinaprecaria@gmail.com y la difundiremos de forma anónima en nuestra web.