Dudas frecuentes

Una de las formas para sensibilizar a la sociedad y desincentivar a las empresas para que dejen de usar becarios para encubrir puestos de trabajo es a través de denuncias en masa de estas situaciones. Estas denuncias pretenden demostrar en los tribunales la condición de trabajador de estudiantes en prácticas. Si eres becario o becaria o lo has sido en el último año, anímate a denunciar porque además de contribuir a acabar con este tipo de prácticas, podrás reclamar los salarios que como trabajador deberías haber cobrado por tu trabajo.

Si quieres saber cómo, sigue leyendo:

– ¿Son las condiciones de mis prácticas legales?

Muchas nos escribís preguntando si es legal que la empresa en la que realizas las prácticas no te pague un sólo euro durante tu estancia o, a lo mejor, te pague sólo el abono transporte o una cantidad aleatoria (que no suele llegar al SMI). También recibimos muchas preguntas sobre los horarios o sobre si es legal que tus prácticas sean en días sueltos, fines de semana o días alternos.

Lo cierto – y triste – es que la regulación actual de las prácticas (comprendida en el Real Decreto 592/2014) no indica nada específico sobre las condiciones de las prácticas que deben realizar los y las estudiantes (ya sea de forma curricular o extracurricular) y deja que sea el centro de estudios (Universidad, Escuela Superior…) y la entidad colaboradora (empresa, administración pública, organización) quienes acuerden las condiciones (remuneración, horario, duración…) a través de un convenio firmado por ambas partes.

Así que, por desgracia, si es legal que la empresa no te pague, te haga trabajar los fines de semana o en vacaciones de verano. Lo único que no es legal es que tus prácticas sean utilizadas para sustituir un puesto de trabajo, es decir, una beca en fraude.

– ¿Está mi beca en fraude?

Has entrado en una empresa para hacer tus prácticas en empresa – curriculares o extracurriculares – y no cobras (o con suerte te pagan 300€). Ahora empiezan unos meses en los que la incertidumbre será la protagonista de tu vida (¿te han prometido ya contratarte cuando acabes las prácticas?). La primera pregunta es si tus prácticas se ajustan a la regulación o si te están utilizando para cubrir un puesto de trabajo.
¿Cómo puedes saber si esto es así? Echa un vistazo a las siguientes preguntas:

  • ¿Tienes firmado (y tienes copia) de tu convenio de prácticas? Ese que acuerda el centro de estudios y la entidad colaboradora donde indica la duración y condiciones
  • ¿Se cumple ese acuerdo? Más allá de las horas o la duración, ¿te tienen para todo tipo de tareas?¿ Aunque no tengan que ver con tu formación académica?
  • ¿Tu trabajo es formativo? ¿La empresa saca rédito de tu trabajo?¿Formas parte de la producción?
  • ¿Sustituyes un puesto de trabajo?  ¿Hay trabajadores que desarrollan las funciones de tu puesto?¿O es el típico puesto en el que siempre hay un becario o becaria?
  • ¿Te supervisa tu tutor dentro de la empresa? No sólo el primer día, ¿hay alguien que te supervise y explique lo concerniente al trabajo de forma constante?
  • ¿Cumples sólo un horario ordinario, sin horas extras ni turnos nocturnos o en festivos?

Si en alguna de las preguntas has respondido “no” puede que tu beca oculte una relación laboral y por lo tanto se te deba pagar como al resto de trabajadores y trabajadoras de la empresa.

– Creo que mi beca sustituye un puesto de trabajo, pero ¿cómo puedo demostrarlo?

La asesoría jurídica de la Oficina Precaria recomienda que antes de denunciar se acumulen algunos documentos claves para poder justificar la laboralidad:
Acuerdo o convenio de beca: Es el texto que se firma cuando se acepta la beca y donde se especifican cuáles son las condiciones que se deben cumplir.
Ingresos: Si la beca es remunerada se necesitarán las diferentes pruebas del pago que has recibido.
Documentos internos: Las empresas suelen dar a sus trabajadores documentos o material interno, es importante guardarlo. Algunos ejemplos son: la tarjeta de entrada al edificio, el uniforme, el permiso de parking, email o usuario propio en la intranet de la empresa… Todo lo que se os ocurra.
Órdenes de empresa: La empresa necesita ordenar a sus trabajadores lo que se debe hacer, esto muchas veces se hace por correo electrónico, whatsapp, sms… Todas estas comunicaciones son importantes para demostrar la relación existente con la empresa.
Pruebas de nuestra actividad: Si recibes pedidos y firmas el albarán, si escribes informes, si redactas noticias, si escribes mails a clientes o proveedores… Toda actividad que realices que deje alguna marca es importante para demostrar que trabajaste allí.
TODO: Recoge todo lo que se te ocurra porque siempre es mejor que sobre a que falte.

  – Ya tengo las pruebas y quiero denunciar. ¿Cuál es el proceso?

Si quieres denunciar y ya tienes las pruebas más o menos controladas es momento de ver como denunciamos que tu beca está ocultando un puesto de trabajo.
Paso 1: Qué denuncio y qué plazo tengo para hacerlo. Se puede reclamar que tú cobras menos de lo que cobra un trabajador que realiza las mismas tareas que tú (Reclamación de cantidad) o bien que la empresa ha decidido terminar el convenio de prácticas de forma unilateral (Despido). El plazo para Reclamación de Cantidad es de un año. Puedes denunciar por reclamación de cantidad hasta un año después de terminar las prácticas y se puede reclamar el dinero que no se haya cobrado en el último año. En el caso de la reclamación por Despido, el plazo es de 20 días hábiles (1 mes más o menos), a comenzar desde el día después de la comunicación del fin del trabajo.
Paso 2: Asesórate. Por saturación de la asesoría gratuita de Oficina Precaria, ya no podemos ofrecer esta ayuda. No obstante, si crees que tu situación es ilegal y quieres acabar con la ella, merece la pena consultar a un sindicato, grupo de apoyo legal o abogad@ laboralista.
Paso 3: Conciliación. En el proceso de denuncia laboral es necesario realizar un acto previo ante la administración que requiere la presencia del demandante para alcanzar un posible acuerdo, este proceso se conoce como “conciliación”. Este paso se resolverá en más o menos un mes.
Paso 4: Demanda y Juicio.  Si no se alcanza acuerdo en la conciliación, se redacta una demanda y en más o menos 1 año se convocará a un juicio en los Juzgados de lo social donde un juez decidirá si tienes razón o no. Tras el juicio vendrá la sentencia que es donde se determina qué se ha decidido.
En el peor de los casos (que no ganes el juicio) no tienes que perder, ya que los juicios por motivos laborales nunca generan gastos para el trabajador.

– Links de interés

  • Real Decreto 592/2014: que, actualmente, regula tanto las prácticas curriculares (que forman parte del plan de estudios) como las extracurriculares (fuera del plan de estudios).
  • Contrato en prácticas: es una forma laboral destinada a jóvenes recién titulados (universitarios o de FP). Está regulado en el artículo 11.1 del Estatuto de los Trabajadores. Reclamamos que se aplique también a estudiantes universitarios y de FP que hayan completado la mitad de sus estudios, para poder realizar prácticas extracurriculares en condiciones dignas.